Iberofonía

Iberofonía surge de la amistad de dos bailarinas que se conocieron buscando soluciones a sus dolores.

El proceso de búsqueda del bienestar de ambas conlleva muchos estados de ánimo y estos son los que ellas intentan plasmar con diferentes escenas y lenguajes, dialogando con sus respectivas músicas de origen, el fado con su cadencia nostálgica y el flamenco con sus ritmos matemáticos, en los que se apoyan para seguir buscando la ausencia del dolor que las unió.